El teatro.
El teatro llego a Roma en el año 384 a.C. La primera tragedia griega fue traducida, dirigida y se encargo de representarla Livio Andrónico, un culto esclavo griego. El teatro romano se perpetuo con Plauto.
El tipo de teatro más popular en Roma fue la comedia. Además de Plauto, también destaco Terencio, esclavo africano. Estos, lo que hacían era echar mano de obras de autores griegos y las adaptaban al gusto de los espectadores romanos. Después de remodelar la obra, solo quedaban los trazos más gruesos del argumento. Normalmente, los nombres, vestimenta y geografía eran griegos, pero su ingenio y lenguaje estaban sacados de las calles de Roma. Los toques griegos eran conservados por razones de prestigio y muchas veces como baza humorística. A este tipo de comedias se las llamaba “palliata”. Las comedías originales, de argumento romano, eran las “togatae”, que no tenían mucho éxito.
Lo mismo ocurría con las tragedias. Tuvieron cierta popularidad las adaptaciones de las obras de los grandes autores griegos: Esquilo, Sófocles y Euripides. Han llegado a nuestros tiempos las adaptaciones que hizo el filósofo romano Séneca. Sus versiones de las tragedias griegas han ejercido una influencia decisiva en el teatro, y sus adaptaciones se siguen utilizando como base de las adaptaciones modernas.
Aparte de comedias y tragedias se cultivaron en Roma otros géneros teatrales menores, con mucho éxito popular, llamadas “atelanas” un tipo de parodia muy antiguo, con personajes fijos y unos argumentos repetidos con ligeras variantes, y una especie de espectáculo musical.
A diferencia de Grecia, los actores en Roma eran profesionales y formaban compañías estables, con un empresario-directo. Los actores solían ser esclavos.
Las representaciones de teatro formaban parte de los festivales que organizaba Roma a lo largo del año. A esos espectáculos se les conoce como “Ludi scaenici”, y eran gratuitos.
Durante mucho tiempo se estuvo representando sobre escenarios improvisados en las plazas de las ciudades, pero con el tiempo se fueron construyendo teatros de madera, imitando a los griegos. El primer teatro de piedra se construyo a mediados del siglo I a.C, y en la época de Augusto se construirían otros dos.

T.M. Plauto.
Vida.
Plauto nació hacía el 250 a.C, en la Umbría, cuando aún no había sido conquistada por los romanos, pero aprendió a manejar tanto el griego como el latín. Esto nos lleva a pensar que tuvo una educación esmerada, y que el nivel económico familiar era bueno. Se le presenta como una especie de pícaro de mil oficios, de otros tantos amos y de donde le vendría su conocimiento, que luego reflejo en el teatro.A partir del estreno de su primera comedica, El soldado fanfarrón, aparece asentado en Roma, dedicándose al teatro, concretamente a la comedía. Gozo de una popularidad enorme, y siguió estrenando hasta el año de su muerte, en el 184 a.C
Obra.
Se le atribuyen 21 obras de comedia autenticas, de las que conservamos 20. Esto nos indica que sus obras tuvieron una enorme fama y difusión a lo largo de los siglos. A partir del Renacimiento, sus obras fueron traducidas e imitadas. Algunas de ellas se siguen representando en la actualidad, y entre las más representadas están:
- Anfitrión: Es la única comedia de tipo mitológico que escribió. Es una parodia del nacimiento de Hércules. Cuenta la seducción de Alcmena por Zeus, que aprovecha la ausencia del marido, Anfitrión, para suplantarlo tomando sus rasgos físicos. En la aventura le acompaña Mercurio, convirtiéndose en el Sosia, el criado de Anfitrión. Tras una serie de malentendidos, confusiones y situaciones comprometidas, Zeus aclara el embrollo y Anfitrión lo acepta con gran honor.
- Comedia de los asnos: La obra trata de un joven que pide ayuda a su padre para conseguir dinero con el que comprar a su novia. El padre finge ayudarle y para conseguir el dinero engaña a su mujer, quedándose con el dinero obtenido por la venta de unos asnos, pero el padre le pone la condición de que él tiene que disfrutar primero de la muchacha. La mujer se entera y desbarata los planes de padre e hijo.
- Los cautivos: Comedia sería, en la que cuenta el típico reencuentro de un padre con sus dos hijos, uno desaparecido en su niñez y el otro al caer prisionero en una guerra. Se suceden las situaciones más rocambolescas, resueltas con un final feliz gracias al amor y empeño del padre.